Lluvia otra vez

Y entonces empieza a llover, como si estuviera yo predestinado a mojarme cada vez que me rechazan. Me voy caminando lento sin mirar atrás y si bien al principio la lluvia me molesta, lentamente me voy acostumbrando a ella. Las gotas caen sobre mi cabeza, se deslizan por mi cuello y penetran mis vestimentas. Me detengo, cierro los ojos y me concentro en mis sentidos, en lo que percibe cada uno de ellos. El olor a tierra mojada, el sonido de miles de millones de gotas que golpean y se deshacen con estruendo sobre una techo o sobre el pavimento, la humedad que me invade y yo que no me resisto. Mi rompevientos ha colapsado frente al liquido, el agua me moja los brazos, los recorre y me abandona escapandose por entre mis dedos. Mis pantalones toman un tono oscuro producto de la húmedad retenida, hago dos pasos para alejarme de un chorrito que cae desde una canaleta  y mis zapatillas hacen un ruido peculiar mientras desbordan. Dejarse mojar por la lluvia te despoja de algunas características superficiales y te hace sentir desnudo, expuesto, casi animal. Ya somos uno, la lluvia y yo, abro levemente mi boca y me siento aún más cercano, más húmedo.
Mis ojos se encienden otra vez y comienzo la caminata a casa y pienso “ al final de algo valió la pena esta historia de desamor.”




Elmer Bernabé Bebilacua.

Un blog real sobre la ficción mundial

La respuesta a todas tus preguntas
Google
 

Subscribete!!

Ingresa tu e-mail:

ADVERTENCIA

Esta pagina es privada y si llegaste aquí es porque ese era tu destino. Además no está de más decir que "elinformante" no se hace cargo de los contenidos que en general son de libre reproducción y como ésta figura jurídica casi no tiene fines de lucro da igual. Yo aconsejo no tomarse ningúna de las notas en serío, por favor investiguen donde puedan antes de dar cualquier cosa como cierta. Si leíste esto y estas interesado en hacer una donación manda un mail a elinformantenews@gmail.com con el título "donación" gustosamente aceptamos todo tipo de bienes materiales y esprituales. "Elinformante" si bien posee una leve inclinación católica romana no esta comprometido con ningúna religión ni (actualmente) a ningún partido político. En caso de ofenderse por algún tipo de comentario puede usted agregar sus observaciones al pie de cada nota en la pagina oficial que vendría a ser http://elinformantenews.blogspot.com ahi también puede enviar directamente un mensaje al final en la seccion "informes presentados" o sino enviar un mail a elinformantenews@gmail.com con el título "me parece mal" y en el desarrollo las razones pertinentes. "Elinformante" siempre esta interesado en sus lectores y si ellos querrían compartir algo solo deben enviarlo al mail que ya saben y ahí sera publicado generalmente sin censuras, sea el material bueno o malo. Los tiempos de ahora son difíciles y nadie tiene tiempo de hacer nada, la gente se comunica por mail y msn, eso lo hace muy impersonal, pero es que aveces no hay otra manera de hacerlo. Si bien "Elinformante" nació para unir a las personas hoy no estoy muy seguro de cual es su fin, solo se que no quiero que sea una diario personal. Digamos que "elinformante" ideal sería formado por comentarios y notas de todos sus lectores que envian sus inquietudes y sentimientos, esto no lo he logrado nunca ya que como dije antes nadie tiene tiempo de nada y además en general son todos vagos e inexpresivos. Este medio no se hace responsable por su contenido, ya sean crónicas, delcaraciones, fotos o cualquier otro formato digital o no. Los comentarios son responsabilidad de quién los emite. Los personajes incluídos pueden no ser reales y cualquier semejanza con la realidad podría ser mera coincidencia. La lectura indiscriminada de este informe puede producir súbitos cambios de actitud, náuseas y por eso nadie lo debe leer.