Cuando el hurto es una herramienta de justicia

Camino a Bahía Blanca, más precisamente en Tres Arroyos hay una estacíon de servicio YPF. Apesar de estar en una zona urbanizada es la única estación en varios kilometros por lo que siempre esta abarrotada de gente. Hay que hacer cola para cargar combustible, cola para entrar al shop y cola para ingresar al patio de comidas. Claramente este negocio posee una gran ventaja geográfica ya que no tiene competencia alguna, lo que brinda los elementos necesarios para que podamos hablar de una situación monopólica. Los precios en este lugar se elevan un 40% por encima de los valores en cualquier otro comercio, sin embargo la gente sigue consumiendo sin parar por el solo hecho de no tener ninguna otra opción para elegir. Así los clientes se vuelven cautivos y los dueños del local remarcan los valores de manera criminal. ¿Qué puede hacer un humilde consumidor contra una hegemonía tal? Por ejemplo podría armarse una heladerita con comidas y bebidas para consumir en el viaje. El tema es que uno siempre sale apurado y tiene miedo de que la mayonesa se corte y le caiga mal. Digamos que lo justo sería que los valores de los comestibles fueran normales y no abusivos. Esta mezcla de características injustas invitan a uno a rebelarse y a quebrantar las reglas que someten al pueblo consumista al asalto bochornoso de sus ahorros tomando la justicia por mano propia: el simple y justiicado hurto. ¿por qué no robar al que te robo primero? Que te lleves un paquete de papas fritas sin pagar no va a comprometer la economía del lugar y te dejará una agradable sensación de haberte manifestado en contra de una de las más leves aberraciones del sistema capitalista.

Un blog real sobre la ficción mundial

La respuesta a todas tus preguntas
Google
 

Subscribete!!

Ingresa tu e-mail:

ADVERTENCIA

Esta pagina es privada y si llegaste aquí es porque ese era tu destino. Además no está de más decir que "elinformante" no se hace cargo de los contenidos que en general son de libre reproducción y como ésta figura jurídica casi no tiene fines de lucro da igual. Yo aconsejo no tomarse ningúna de las notas en serío, por favor investiguen donde puedan antes de dar cualquier cosa como cierta. Si leíste esto y estas interesado en hacer una donación manda un mail a elinformantenews@gmail.com con el título "donación" gustosamente aceptamos todo tipo de bienes materiales y esprituales. "Elinformante" si bien posee una leve inclinación católica romana no esta comprometido con ningúna religión ni (actualmente) a ningún partido político. En caso de ofenderse por algún tipo de comentario puede usted agregar sus observaciones al pie de cada nota en la pagina oficial que vendría a ser http://elinformantenews.blogspot.com ahi también puede enviar directamente un mensaje al final en la seccion "informes presentados" o sino enviar un mail a elinformantenews@gmail.com con el título "me parece mal" y en el desarrollo las razones pertinentes. "Elinformante" siempre esta interesado en sus lectores y si ellos querrían compartir algo solo deben enviarlo al mail que ya saben y ahí sera publicado generalmente sin censuras, sea el material bueno o malo. Los tiempos de ahora son difíciles y nadie tiene tiempo de hacer nada, la gente se comunica por mail y msn, eso lo hace muy impersonal, pero es que aveces no hay otra manera de hacerlo. Si bien "Elinformante" nació para unir a las personas hoy no estoy muy seguro de cual es su fin, solo se que no quiero que sea una diario personal. Digamos que "elinformante" ideal sería formado por comentarios y notas de todos sus lectores que envian sus inquietudes y sentimientos, esto no lo he logrado nunca ya que como dije antes nadie tiene tiempo de nada y además en general son todos vagos e inexpresivos. Este medio no se hace responsable por su contenido, ya sean crónicas, delcaraciones, fotos o cualquier otro formato digital o no. Los comentarios son responsabilidad de quién los emite. Los personajes incluídos pueden no ser reales y cualquier semejanza con la realidad podría ser mera coincidencia. La lectura indiscriminada de este informe puede producir súbitos cambios de actitud, náuseas y por eso nadie lo debe leer.