Final y principio

     Un día elegí cambiar. Decidí que el lugar a donde estaba y mi modo de interactuar con la vida no me satisfacían. Sentía que la vida me pasaba por arriba y yo me acomodaba a lo que sucediera. No toleraba sostener ningún conflicto, posponía mis intereses y me dejaba llevar instalado en un rol pasivo que hacia que me sintiera subestimado y que la gente pensara que si tenía ideales era porque alguien me los había metido en la  cabeza y no por convicción propia.

     Mi incondicionalidad hacia las personas también me hizo ganar amigos y sostener relaciones, solo por el hecho de estar cuando alguien me necesitaba me hacia un personaje útil  y siempre se daba por descontado  que yo estaba dispuesto y disponible sin importar demasiado que cosas me estuvieran pasando a mí.

    Lentamente comenze a tener el control de lo que pasaba a mi alrededor, primero estaba totalmente irritable, y mis reacciones ante los conflictos eran quizás un tanto desmedidos. Pero con el tiempo me plante en un lugar  muy cómodo para mí. Desde este lugar de la lógica enfrento los conflictos diarios que mi vida me plantea, desarticulo intentos de manipulación basados en exageraciónes o simples deformacíones de la realidad. Desde aquí veo todo claro, en general nunca me quedo sin decir lo que pienso. Supongo que todos estos cambios afectan directamente mi sistema de relaciones de una manera radical. 

Sigo siendo incondicional pero solo para las personas que no solo me visitan cuando necesitan algo, mis convicciones son las mismas de siempre y hoy más que nunca son MIAS. 

Ahora tengo menos amigos, me moví, cambie, creci, estoy convirtiéndome en lo que quiero ser. Si una relación no tolera el crecimiento y uno de sus pilares era mi pasividad pues ya no podre ser funcional a ese vínculo.

La gente que quiero a mi alrededor es la que me respesta, me reconoce como individuo, me entiende, me perdona y confía en mí.

Un blog real sobre la ficción mundial

La respuesta a todas tus preguntas
Google
 

Subscribete!!

Ingresa tu e-mail:

ADVERTENCIA

Esta pagina es privada y si llegaste aquí es porque ese era tu destino. Además no está de más decir que "elinformante" no se hace cargo de los contenidos que en general son de libre reproducción y como ésta figura jurídica casi no tiene fines de lucro da igual. Yo aconsejo no tomarse ningúna de las notas en serío, por favor investiguen donde puedan antes de dar cualquier cosa como cierta. Si leíste esto y estas interesado en hacer una donación manda un mail a elinformantenews@gmail.com con el título "donación" gustosamente aceptamos todo tipo de bienes materiales y esprituales. "Elinformante" si bien posee una leve inclinación católica romana no esta comprometido con ningúna religión ni (actualmente) a ningún partido político. En caso de ofenderse por algún tipo de comentario puede usted agregar sus observaciones al pie de cada nota en la pagina oficial que vendría a ser http://elinformantenews.blogspot.com ahi también puede enviar directamente un mensaje al final en la seccion "informes presentados" o sino enviar un mail a elinformantenews@gmail.com con el título "me parece mal" y en el desarrollo las razones pertinentes. "Elinformante" siempre esta interesado en sus lectores y si ellos querrían compartir algo solo deben enviarlo al mail que ya saben y ahí sera publicado generalmente sin censuras, sea el material bueno o malo. Los tiempos de ahora son difíciles y nadie tiene tiempo de hacer nada, la gente se comunica por mail y msn, eso lo hace muy impersonal, pero es que aveces no hay otra manera de hacerlo. Si bien "Elinformante" nació para unir a las personas hoy no estoy muy seguro de cual es su fin, solo se que no quiero que sea una diario personal. Digamos que "elinformante" ideal sería formado por comentarios y notas de todos sus lectores que envian sus inquietudes y sentimientos, esto no lo he logrado nunca ya que como dije antes nadie tiene tiempo de nada y además en general son todos vagos e inexpresivos. Este medio no se hace responsable por su contenido, ya sean crónicas, delcaraciones, fotos o cualquier otro formato digital o no. Los comentarios son responsabilidad de quién los emite. Los personajes incluídos pueden no ser reales y cualquier semejanza con la realidad podría ser mera coincidencia. La lectura indiscriminada de este informe puede producir súbitos cambios de actitud, náuseas y por eso nadie lo debe leer.